A la inversa

Mariposas

Negra. Era negra como un pozo sin fin. Se posó en la flor que yo tenía al lado y allí se quedó durante unos minutos. Luego, se transformó en crisálida. Y, tiempo después, en oruga.

¿En qué se había convertido el mundo en el que yo había nacido?

Anuncios

Un pensamiento en “A la inversa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: