Arriba

gato

No lo veía por ningún sitio. No estaba en su caja preferida, ni entre la manta del sofá. Tampoco debajo de la cama.

Salí a fuera para buscarlo por el jardín. Busqué y busqué. Entre las hortensias, agazapado en los arbustos. Y de repente, cayó delante de mí, apoyando las cuatro patas casi a la vez.

Majestuoso, digno como solo él sabía ser,  se alejó para entrar en casa.

Una vez más había subido al nogal en el que tanto le gustaba estar.

Anuncios

Un pensamiento en “Arriba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: