Imaginación

Lagarto de  origami

– ¡No te muevas, tonto! Si te mueves, lo asustarás y ya no podré llevármelo a casa – dijo mi hermana pequeña.

Quería coger el lagarto para vestirlo con una chaqueta y un sombrero y meterlo en su casita de muñecas. Sería un buen invitado para la hora del té.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: