El chinero

Móvil Kusudama

El chinero de la casa de mis abuelos olía a una mezcla de figura de Sargadelos, humedad y dinero en un bote de Colacao. Sin que ellos me vieran, un día colgué un móvil que había hecho en manualidades para que se acordaran de mi durante la semana. 

Mi abuela, cuando lo vio, me llamó por teléfono y me dijo: Ai, nena, que bonitiño é o couso ese que puxeches no chinero.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: