El hada de papel

_MG_4667.1

Todos dudaban de su existencia pero yo sabía que la había visto. No vivía tan solo en los libros de cuentos infantiles ni en las placas de los monumentos en los pueblos. El hada de papel era de verdad y caminaba por el bosque de Arnela cuando nadie la veía.

Desde que me había encontrado con ella, ya no volví a leer un periódico, abrir un regalo o ver un cartel en una marquesina de la misma manera. Sentía que cada pedazo de estos objetos le pertenecían.

Ella tiene el pelo rizo y enmarañado. Su piel es parte humana y parte celulosa y entre sus dedos hay figuras de papel azul, algunas geométricas y otras no.

Su rostro lo forman pliegues pez, cometa y bomba. 20 dobleces cada uno tienen sus pechos. Y un pliegue blintz hace de párpado en sus ojos. En su espalda, como salpicados con un pincel, tiene triángulos de colores azules que le suben hasta el cuello.

Con el tiempo, empiezo a perder la imagen nítida de cómo era, pero creo que nunca olvidaré a qué sonaban sus movimientos entre los árboles, el sonido que hacían sus pies acartonados al rozar contra la tierra.

Un suave frufrü que se perdía en la inmensidad de la naturaleza.

Foto: Simón Lorenzo

Anuncios

8 pensamientos en “El hada de papel

    • Muchas gracias Aida!!! La verdad es que todo surgió por un concurso que no gané… Pero me quedó una foto muy bonita de recuerdo jeje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: