Mariposas de papel

Mariposas de origami
Le prometí que si se enamoraba de mí le regalaría 1000 mariposas.
Ella me dijo que ni lo intentara. Que lo de las mariposas, al igual que lo de los narcisos amarillos, solo pasaba en Big Fish.

Finalmente pensé: pues a otra cosa, mariposa. Y nunca mejor dicho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: