De paseo IX

Flor en el paseo marítimo de A Coruña
Otros buenos sitios para analizar los comportamientos humanos son los paseos marítimos. Yo siempre fui un lirio muy analítico y filosófico. Reconozco que me encanta apoyarme en la barandilla del rompeolas de A Coruña y observar a la gente que pasa por allí. Turistas con calcetines blancos largos, parejas comiendo pipas, niños arrastrando una mano por la barandilla para ver el color oscuro que va tiñéndola, como pensando: ‘qué bien. Me estoy ensuciando y mis padres no me dicen nada’…
Y como no, los deportistas. Fundamentalmente hay tres tipos: personas de todas las edades que caminan; personas de todas las edades, que corren con buenos tenis y mallas, y personas de todas las edades que corren con la ropa de andar por casa con manchas de lejía. Personalmente, esos son con los que más me identifico. No salen a correr para presumir. Salen a correr como yo salgo a verlos a ellos: para evadirme de mis problemas diarios.
En esta época tengo mucho trabajo. Que si la polinización, que si viene una abeja por allí, que si un pájaro por acá, que si no tengo tiempo para producir suficientes semillas… Por eso decido ir al paseo. Aquí nadie me molesta.

A ver si todos me dejan un poco tranquilito.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: