De paseo (XI)


El laberinto que no tiene tierra ni setos sirve de salita de juegos para los niños cobardes.
Los señores morenos toman el sol en febrero, marzo y abril.
Tan cerca de la sensación de libertad y, al mismo tiempo, tan cerca de lo que un día fue la negación de ella.
Gaitas, buses turísticos y mantelitos de cuadros.

Y formando un perfecto equilibrio me quedé ahí, viendo cómo atardecía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: