El más chulo del jardín

Tulipán de origami

La fotosíntesis no iba con él. Ni las estaciones.

Tenía flor todo el año y no perdía el verde de sus hojas ni cuando las temperaturas rozaban los ceros grados.

Escogía los insectos polinizadores como si de un portero de discoteca se tratara: tú pasas, tú no.

Exhibía su bulbo, sin enterrarlo bajo tierra.

 

Él era el más chulo del jardín.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: