24

guirnalda_04
Una, para iluminar la noche.
Dos, para acompañarte mientras te fumas el pitillo.
Tres, para ser olisqueada por el gato.
Cuatro, para ser la envidia del vecino.
Cinco, para imitar a la estrella que más brilla en la ventana.
Seis, para llamar la atención de un invitado.
Siete, para guardarte ese secreto inconfesado.
Ocho, para que el niño travieso la rompa a escondidas.
Nueve, para darle de comer a los sueños.
Diez, para ver cómo riegas las plantas.
Once, para que me toques.
Doce, para tocarte.
Trece, para buscar la perfección.
Catorce, para subir montañas.
Quince, para descubrir valles.
Dieciséis, para perdernos entre sus pliegues.
Dieciocho, para apagar las discusiones.
Diecinueve, para decir no.
Veinte, para decir sí.
Veintiuno, para decirte lo que quiero.
Veintidos, para comerte una mandarina mientras la miras.
Veintitres, para no hacer nada.

Veinticuatro, para dejar atrás lo que necesitas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: