De paseo (XVII)

_MG_0630
Ella quería ver el fondo del mar, sentir su inmensidad y escuchar el eco de su propio frufrú. Quería ver nada en ninguna dirección y de repente encontrarse un bosque de algas. Quería escuchar a lo lejos las risas de unos niños tirándose desde el dique. Mirar para arriba y ver el brillo de los rayos del sol.

Así fue cómo decidió atarse a una nasa del puerto de Laxe, esperando a que los marineros comenzaran a faenar. Lo que no sabía era que, de no recogerla nadie antes, cuando entrara en contacto con el agua, sus simetrías desaparecerían y sus historias de sirena morirían con ellas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: