Abstracción

_MG_2188

Aquel día dejé de existir tal y como era antes. Ya no era yo.

Poco a poco las notas se habían ido apoderando de mí. Mis latidos se habían convertido en impulsos que me movían adelante y atrás. Las melodías de mi cabeza levantaban mis brazos, retorcían mis piernas, mis pies, mis dedos. Era una sensación de alivio. Flotaba, fluía. Ya no quería que mis extremidades siguieran pegadas a mi tronco. Ya no quería que mis brazos sostuvieran mi cuello.

Ese día mis ojos pasaron a ser dos triángulos azules con textura de madera. Mis pecas eran isósceles rojos salpicados aquí y allá. Mis piernas, dos escalenos. Uno amarillo, otro verde.

Mis rizos ya no eran caracoles pelirrojos, si no equiláteros perfectos que caminaban siguiendo mi ritmo.

Y así, convertida en abstracta, seguí bailando hasta el amanecer.

Anuncios

Un pensamiento en “Abstracción

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: